1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://tenis.about.com/od/perfilesgrandesfiguras/a/Entrevista-A-Miguel-Miranda-B-Asesor-De-Desarrollo-Para-Sudam-Erica-De-La-Itf.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Entrevista a Miguel Miranda B., asesor de desarrollo para Sudamérica de la ITF

Por

Entrevista a Miguel Miranda B., asesor de desarrollo para Sudamérica de la ITF

Miguel Miranda Brossard, asesor de desarrollo para Sudamérica de la ITF

Fotografía: Gentileza de Miguel Miranda Brossard

Viajes de un lado a otro. De un día, una semana o incluso más. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Toda Sudamérica, sin gran descanso y, en ocasiones, con escasez de tiempo para poder transmitirle a la gente las importantes iniciativas que se generan en pos de difundir la práctica del tenis en todo nivel. Así es el trabajo del chileno Miguel Miranda Brossard, quien se acerca a cumplir dos décadas ejerciendo la labor de asesor de desarrollo para Sudamérica de la Federación Internacional de Tenis (ITF). En una agradable conversación, no sólo explica en qué consiste su trabajo, sino que también analiza distintos ámbitos del tenis sudamericano.

¿Desde cuándo trabaja como asesor de desarrollo para Sudamérica de la ITF y por qué optó por esto?

Más que una opción fue una oportunidad que se desarrolló en torno a las labores que venía desarrollando antes. Soy Licenciado en Ciencias Sociales y estaba trabajando como entrenador de tenis desde 1977. En 1993 me llamaron para trabajar en la gerencia de la Federación de Tenis de Chile (FTCH) y entre los contactos habituales de mi labor estaba la ITF, en la cual me ofrecieron este cargo. Oficialmente empecé el 1 de enero de 19956.

¿Cómo ha sido el proceso de trabajar en este puesto?, ¿ha habido muchos cambios en el trabajo mismo que hace un asesor de desarrollo?

Evidentemente, porque, además de tener que, en cierta medida, diagnosticar y tratar de trabajar sobre la realidad inmediata que tienen los países, es decir, las alegrías y los sinsabores, también está suscrita (la labor) a un régimen de políticas internacionales que vienen desde la ITF. Entonces, son dos cosas que siempre hay que estar coordinando para sacar el mayor beneficio respecto al único objetivo sobre el cual se trabaja, que es tanto menores, como transición de juniors a profesionales o formación de entrenadores. Esto, además, en el marco de las relaciones entre la ITF y cada una de las federaciones y asociaciones nacionales. Es un doble desafío, pues el primero es ir colaborando con los organismos nacionales, pero, al mismo tiempo, hay que ir sincronizando todo con las políticas de la ITF.

Son muchas cosas las que se hacen, pero, a grandes rasgos, ¿qué realiza un asesor de desarrollo?, ¿qué relación tiene con la ITF y, en su caso, con la COSAT?

El departamento de desarrollo de la ITF es uno más de los departamentos que tiene en su organigrama. Así como tiene marketing, profesionales, Copa Davis y Fed Cup está el departamento de desarrollo. El slogan de esta área es hacer o tratar de hacer más y mejor tenis. Esos serían las dos misiones básicas. Dentro de las tareas específicas está el trabajo del desarrollo de juniors, tratar de ayudar a los países para que su nivel de jugadores juniors sea bueno, educación de entrenadores, apoyo al tenis en silla de ruedas y la masificación del tenis a través de proyectos como el Play + Stay (a través del programa Tennis 10s), entre otros. La relación con las (confederaciones) regionales es tratar de coordinar para hacer más eficientes los recursos y para que haya más iniciativas. Uno de los trabajos específicos puede ser el circuito junior de menores (14, 16 y 18) y los torneos por equipos. También, generar otras políticas que ayuden en la calendarización de los Futuros, en hombres, y los eventos del circuito ITF profesional, en mujeres, para que sea más eficiente.

Respecto a la relación con las federaciones y asociaciones nacionales, ¿cómo son?

Siempre será un buen desafío, pues, por un lado, hay que saber respetar los principios y modus operandi de cada una de ellas, pero, por el otro, hay que coordinar con lo que uno o la ITF tiene como objetivo y que se implementa a través de programas específicos. El cambio de autoridades de las federaciones y asociaciones es un tema que dificulta el trabajo, pues puede llegar gente bien intencionada, pero no siempre tienen la experiencia necesaria para interpretar la diversas políticas ya existentes (de la ITF) o a veces sus políticas y objetivos no coinciden con las nuestras.

Con 17 años de experiencia, ¿cuál cree que ha sido el gran logro de este sistema de oficiales de desarrollo y cuáles serían las cosas que aún falta por mejorar?

En cuanto a los logros, son desiguales en las distintas regiones. No es fácil decir cuáles son a nivel general, pero creo que en Sudamérica serían el sistema de educación de entrenadores y la capacitación de quienes trabajan con niños. Otro gran triunfo es el haber extendido el circuito junior, teniendo conciencia, por parte de las autoridades, que deben aumentar en cantidad y calidad, algo que se debatió en el último congreso COSAT. Otro tema es el aumento exponencial de jugadores en silla de ruedas, lo mismo que la cantidad de torneos profesionales. También, tenemos mucho más juniors jugando en eventos profesionales. Respecto a las cosas que hay que mejorar, ahí tenemos la retención de la gente que juega al tenis. Nos hemos preocupado mucho de tener buenos juniors, pero no nos preocupamos suficientemente en cómo retener a los adultos y a los (jugadores) recreativos que llegan a jugar tenis. Por eso, hemos creado la política de Play + Stay. Hay desafíos nuevos, también, que no hemos podido abordar y eso es una tarea pendiente. Por ejemplo, los discapacitados o niños con diferencias mentales en cuanto a sus capacidades. Tenemos nuevos proyectos pendientes para trabajar con discapacitados que juegan de pie (bipodal), es decir, hemipléjicos o amputados, pero que con prótesis quieren jugar de pie y no en silla de ruedas. Por último, incluiría la relación con las universidades, no a las competencias, sino que al tenis que se enseña, pues no tenemos mucha conexión y ahí tenemos otra deuda.

Una pregunta muy a grandes rasgos. ¿Cómo ve la situación del desarrollo en Sudamérica y del tenis mundial?

El desarrollo del deporte, no sólo del tenis, es muy parecido al espacio que le cabe al desarrollo en general. La conciencia del mundo, respecto a la actividad deportiva, está en deuda. El mundo debería ver al deporte como una herramienta de bienestar social básica para la formación y el cuidado de la niñez y la juventud. Creo que en general, y me incluyo, caemos en mucha retórica que no es práctica. Además, la falta de espacios se ve a diario, especialmente en la carencia de políticas. Cada una de las directrices que pretendemos abordar pasan a ser los hermanos pobres de las políticas en general. Ahora, no es menos cierto que en muchos de los países en los cuales se pretenden implementar políticas de desarrollo deportivo hay otras que tienen más prioridad como pueden ser la Salud y la Educación, asi que mi opinión podría ser injusta.

A nivel sudamericano, ¿cómo ve al tenis profesional masculino y femenino?

Hay una diferencia abismal entre una y otra. Los alcances del tenis masculino, con muy buenos jugadores -por ejemplo el fenómeno del tenis colombiano y brasileño-, no dice relación con lo que se está viviendo en el tenis femenino. Tenemos algunas buenas jugadoras y las miro con esperanzas, pero son bastante menos que la cantidad de jugadores que están en un buen nivel. Por nombrar dos o tres, están la paraguaya Verónica Cepedea y las venezolanas Adriana Pérez y Gabriela Paz, que son la excepción a la regla. O la colombiana Yuliana Lizarazo y la paraguaya Camila Giangreco, pero la diferencia numérica en Sudamérica es muy grande.

Se dice que hay poco torneo femenino de 25 mil dólares en premios hacia arriba y que eso permite que las jugadoras digan que no tienen muchas posibilidades de surgir. ¿Qué tan real es eso?

Más que una excusa, eso es una explicación, pero no es menos cierto que la misma falta de resultados hace poco atractivo la puesta en marcha de este tipo de torneos. Los hombres vivieron una situación parecida hace unos diez o 12 años, asi que es lo uno y lo otro. Ahora, hay buenas noticias también, pues, en los certámenes de 25 mil, ya no vienen las europeas a ganar, ni tampoco son las argentinas las que dominan. Por ejemplo, en Venezuela ganó una venezolana y en Brasil la final fue entre una chilena y una venezolana. Ya el eje de posicionamiento ha variado y eso es una buena noticia.

Podríamos decir que el tenis masculino está en una etapa de tranquilidad, pues siempre aparecen dos o tres nombres dentro del Top 100, pero en las mujeres hay muchas jugadores en el 300 ó 400 y que no dan el salto. ¿Por qué?

No hay muchas posibilidades de jugar torneos mayores, pero también está la falta de confianza y de experiencia. Esta baja cantidad de oportunidades lleva a que cuando van a los torneos de 25 y 50 mil, las muchachas entren con poca experiencia y eso hace que las europeas tengan más posibilidades. Sin embargo, veo el panorama distinto y auspicioso de cara al futuro. Ya está cambiando la situación y, de hecho, hay más eventos de 25 mil. Tanto así, que COSAT está trabajando en eso y tiene una política nueva para tener más certámenes de este tipo.

¿Cree que la infraestructura sudamericana permite que se generen torneos de 50, 75 y 100 mil, en mujeres, y de 125 ó 150 mil, en hombres?

Creo que la infraestructura está. Lo que no falta son los recursos para entregar los premios, pues cada uno de esos campeonatos tiene el monto en dinero que señalas más el 20%, 30% ó 40%, dependiendo de la bolsa de premios a repartir. Entonces, son bastante caros y es mucho dinero.

¿Cómo ve a los juniors sudamericanos? Hasta hace poco había más mujeres que hombres en el grupo de los 50 primeros del ranking ITF junior.

Pero no eran muchas más y era bastante parejo. Ese es el mismo tema que tiene que ver con la pregunta anterior. Esos mismos pocos muchachos que pueden estar arriba tienen muchos más torneos para hacer su transición al profesionalismo, pero las muchachas no tienen las mismas posibilidades. De ahí se explica, quizás, que no tengamos la misma producción en mujeres.

¿Cuáles son las perspectivas del tenis juvenil sudamericano en las categorías inferiores (12, 14 y 16 años)?

Estuve en el Sudamericano de 12 años de 2011 y en el de 14 años, ahora en 2012. Los tres equipos que llegaron a la final, en varones, tienen jugadores muy potentes. Me gustaron mucho. Y en damas, si bien es cierto salió campeona Colombia, me gustaron más las paraguayas, que perdieron la clasificación con Argentina.

¿Usted diría que hay que tomar con calma lo que ocurra en las categorías menores, pero que hay un buen potencial para mantener el buen nivel del tenis sudamericano?

Sin dudas. Estoy optimista, porque siempre hemos tenido lo mismos problemas y finalmente hemos llegado a tener buenos jugadores. El tema no es mantener los niveles que hemos tenido, y eso dice relación con la primera pregunta que me hiciste, sino que tener más jugadores de esos buenos en los primeros lugares. Esa debería ser nuestra preocupación principal.

¿O sea, más que un número uno o un número cinco, tener diez jugadores número 20, 40 ó 50?

Exactamente. Exactamente eso.

Respecto a otros ámbitos del tenis, ¿cómo ve al tenis playa?

Ufffff. Pienso que el tenis playa va a ser un boom dentro de poco, por varias razones. Primero, es muy económico hacer una cancha, pues no supera los 200 dólares. Segundo, es muy fácil practicarlo y, de hecho, la gente que está jugando paletas puede ir a competir en un torneo dual. Tercero, se practica en lugares públicos, donde pasa mucha gente, entonces no se lleva a cabo encerrado en un club privado. Cuarto, el material es de muchísimo menor costo que el de la práctica del tenis regular. El hecho de usar estas pelotas de baja tensión permite que haya mayor control y, por lo tanto, se disfruta más. El tenis playa debiese explotar y ser muy bueno en el futuro.

¿Y qué piensa sobre otros circuitos que se conocen más como silla de ruedas y seniors?

Los dos han crecido enormemente. De repente hasta uno se confunde al ver los datos de cuánta gente practica esto, pues muchas veces uno se guía por los registros de las federaciones y asociaciones, pero hay un montón de gente no registrada y que está jugando tenis en forma regular. Eso es impresionante. Entonces, si bien es cierto que una de las falencias ha sido la retención, igual ha aumentado el número de tenistas.

¿Qué perspectivas le ve al Play + Stay y al Tennis 10s?

Hace poco, una mamá de niños de 11 y 12 años decía que antes no podía jugar con sus hijos, porque no lograban mantener la pelota, y nos contaba que esto (lo que ocurre hoy) era un milagro del mundo moderno. Por ejemplo, hemos tenido una reciente experiencia en Venezuela, con visitas a dos ciudades del interior. Se formalizó una metodología, con un programa, pues antes se dejaba al libre albedrío de los entrenadores la enseñanza. Ahora está regulada con el famoso Tennis 10s y eso es un gran paso adelante.

Además de esto, ¿cree que el Tennis 10s puede ayudar a masificar el tenis en comunas o países más pobres?

Diría que sí. Los niños que destacaban en las canchas de mini tenis, que ahora son las canchas rojas, estaban muy complicadas, pues para seguir progresando debían pasar a los courts grandes. Ahora, en las canchas naranjas, con dimensiones de 18 x 6,5, esos niños pueden jugar tenis normal, porque además tampoco son tan talentosos, pues tienen 5, 6 ó 7 años. Ellos no pueden pasar de una pista chica a una grande y entonces esto es una transición y da una facilidad, al proceso de adaptación, más grande. Permite, también, algo muy importante, que es el desarrollo de las capacidades y los talentos propios de cada niño, cosa que antes tampoco existía.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Tenis
  4. Perfiles
  5. Entrevista a Miguel Miranda Brossard, asesor de desarrollo para Sudamérica de la ITF

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.